Preguntas frecuentes / Cuál será el resultado

¿Qué información contiene el certificado de eficiencia energética que recibirás?

La información que se ofrece en el certificado de eficiencia energética se relaciona a continuación.

  • Identificación del inmueble.
  • Normativa constructiva vigente cuando se construyó el inmueble.
  • Procedimiento utilizado para obtener la calificación de eficiencia energética.
  • Descripción de las características energéticas del edificio (envolvente térmica e instalaciones, entre otras).
  • Descripción de las pruebas, comprobaciones e inspecciones llevadas a cabo.
  • Recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética del inmueble.
  • Tiempo de amortización de las reformas propuestas.
  • Etiqueta energética, incluyendo el resultado obtenido por el inmueble.
¿Qué validez tiene el certificado de eficiencia energética?

El certificado de eficiencia energética y la correspondiente etiqueta energética tienen una validez de 10 años. Es responsabilidad del propietario renovar el certificado y, por tanto la etiqueta, en los siguientes supuestos:

  • Una vez transcurran los 10 años de validez. Si necesitas renovarlo, puedes hacerlo a través de nuestros servicios de certificación.
  • En caso de realizar modificaciones o mejoras en los inmuebles certificados, que puedan afectar a la calificación energética de los mismos. Si tienes previsto realizar alguna modificación o mejora en tus inmuebles certificados, puedes hacerlo a través de nuestros servicios de continuidad.
¿Quién emite tu certificado de eficiencia energética?

El certificado de eficiencia energética lo emite nuestro equipo técnico, en posesión de la titulación académica y profesional habilitante (arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero, ingeniero técnico) para la realización de proyectos de edificación o de sus instalaciones térmicas según exija la normativa vigente.

¿Influye la zona climática en los resultados de tu certificado de eficiencia energética?

No, el certificado de eficiencia energética representa un análisis normalizado de los recursos usados por el inmueble en función de los recursos necesarios debido a la climatología.